CONTENIDO RELACIONADO
Atrás

INGEMAR PERMITIRÁ CONOCER PALEOTSUNAMIS, POTENCIAL DE RECURSOS Y MOVIMIENTOS EN MASA SUBMARINOS

jueves 12 de mayo de 2016

Los ingenieros María Morales y Luis Cerpa, integrantes del Proyecto INGEMAR I que es impulsado por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (INGEMMET) a través de su Dirección de Geología Regional, destacaron que el referido proyecto será de suma importancia para el desarrollo de la geología en el Perú.

“La campaña está ceñida a los procedimientos de operaciones hidrográficas y de protección ambiental de la Dirección de Hidrografía y Navegación (DHN) y el conocimiento que se obtendrá será necesario para la comprensión de los ecosistemas existentes en la zona de estudio” manifestó la ingeniera Morales.

En esta primera fase, el proyecto comprenderá las zonas del Niuro, Punta Sal y Máncora en el norte peruano; a partir de los 50 m hasta los 1000 m de profundidad, es decir que no comprende la zona de litoral sino a la plataforma interna y externa. Mientras que para el próximo crucero, con la nueva embarcación ‘Carrasco’, se estima abarcar hasta 11 km de profundidad.

Los especialistas indicaron que son 32 hojas cartográficas que se estiman realizar en 15 años para levantar las características geológicas del fondo marino; el proyecto es comparado con los inicios de la Carta Geológica Nacional del año 1959.

“Para el sexto año de proyecto esperamos contar con una caracterización casi completa del norte peruano, que incluya su geología, geoformas y otros aspectos como la delimitación de zonas marítimo-costeras, el impacto del medio ambiente y la comprensión de estos procesos” dijo Luis Cerpa, especialista de la Dirección de Geología Regional del INGEMMET.

“Toda esta información nos va a ayudar a conocer el potencial de la plataforma y talud del Mar de Grau; pues existen algunas evidencias preliminares que ponen de manifiesto la existencia de nódulos polimetálicos, información importante para la prospección de recursos geológicos” afirmó la especialista.

A partir de la información generada, el INGEMMET va a modelar e identificar zonas de antiguos tsunamis y las zonas con alto riesgo ante este tipo de fenómenos. Para eso, se va a hacer un modelado para encontrar las características de velocidad: movimientos de agua y de masas relacionados a los tsunamis.

Según los especialistas, existen registros de la DHN sobre corrientes marinas que reportan oleaje anómalo tras el terremoto de Pisco, el cual se habría producido a través de los cañones submarinos; y ahora se va a tener la posibilidad de conocerlos a detalle.

Además, se estima hacer un estudio aparte relacionado a los movimientos en masa submarinos que son muchos más grandes que los registrados en tierra ya que éstos mueven gran volumen de material, el cual también podría originar tsunamis.
  • Fuente: