Atrás

INGEMMET Y EL INSTITUTO GEOLÓGICO Y MINERO DE ESPAÑA DESARROLLAN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN SOBRE “ABANICO EN LIMA”

lunes 3 de abril de 2017

INGEMMET Y EL INSTITUTO GEOLÓGICO Y MINERO DE ESPAÑA DESARROLLAN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN SOBRE “ABANICO EN LIMA

Lima, ciudad capital de Perú, está ubicada, en términos geológicos, sobre un cono o “abanico aluvial”, cuyo ápice se ubica en Chosica extendiéndose desde la Costa Verde y su actual desembocadura. Cientos de metros de gravas arrastradas por el transporte continuo del Río Rímac y afluentes, son testigo de los procesos de inundación, a los largo de los años.

El abanico de Lima, con sus más de 200 km2 es uno de los más grandes en América del Sur. El río que lo origina, el Rímac, tiene unos 3.300 km2 de cuenca y 160 km de longitud, en un desnivel de unos 5.000 m., entre sus nacientes y desembocaduras. En su trayecto atraviesa diferentes materiales geológicos y residuos urbanos. Cuando se producen lluvias, el Rímac baja cargado de bloques y rocas, lo que incrementa su poder erosivo y de sedimentación, es decir, se convierte en un auténtico transformador del paisaje, a lo largo de su recorrido y en el abanico aluvial. El problema surge cuando el paisaje natural ha sido que modificado o completamente edificado, sin consideración alguna hacia el origen de la zona y su evolución futura.

Desde la Unidad de Galicia del Instituto Geológico y Minero de España, en colaboración con el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico, INGEMMET, se está desarrollando un trabajo de investigación que por primera vez aborda específicamente el caso del abanico de Lima, una forma de relieve compleja donde, a pesar del clima superárido en la región, ya sabemos que seguirá desarrollándose, condicionado no sólo por las intensas lluvias, sino también por la tectónica andina, así como el desarrollo urbano.