Atrás

VOLCÁN SABANCAYA: A DOS AÑOS DEL INICIO DE UN NUEVO PROCESO ERUPTIVO

martes 6 de noviembre de 2018

Volcán Sabancaya: A dos años del inicio de un nuevo proceso eruptivo

Los estudios y trabajos de monitoreo volcánico efectuados por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (INGEMMET), a través de su Observatorio Vulcanológico (OVI), permitieron predecir la erupción del volcán Sabancaya, provincia de Caylloma, región Arequipa, iniciada el 6 de noviembre del 2016. Pasados dos años, de ese acontecimiento, los vulcanólogos del INGEMMET optimizaron el monitoreo del único volcán en erupción del Perú. 

Las primeras explosiones formaron columnas eruptivas que alcanzaron los 5 km de altura sobre el cráter. La ceniza se dispersó por todo el valle del Colca, afectando a la población además de la agricultura y ganadería.

Ante esta situación el INGEMMET, ha implementado un área de estudio y monitoreo de cenizas instalando 32 cenizómetros en los alrededores del volcán Sabancaya con el objetivo de conocer el volumen de ceniza emitida,  sus características y composición química.

La red de sismómetros desplegada en el macizo ha permitido registrar la ocurrencia de 25022 explosiones desde el inicio de la erupción a la fecha. Asimismo, los sismólogos del OVI, informan que la  sismicidad durante el 2015 y 2018 se localizó principalmente al noroeste, norte y noreste del volcán, hasta una distancia de 25 km del cráter.

Además del tradicional monitoreo sísmico en tiempo real, los especialistas del OVI, vienen trabajando con el análisis del ruido sísmico, que es el análisis de sonidos agudos derivados de sismos  previos a las explosiones volcánicas e instalaron también una red de sensores  infrasonido alrededor del volcán Sabancaya.

En tanto, los especialistas de geoquímica, reportan que el flujo más alto registrado de dióxido de azufre (SO2), emitido por el volcán se produjo en el mes de junio del 2018 con un valor de 14859 toneladas por día considerado como muy grande. El registro de la emisión de SO2 se realiza empleando una cámara ultravioleta.

Asimismo instalaron un equipo multigas a 400 metros del cráter para el monitoreo del gas dióxido de carbono, presente durante las erupciones volcánicas. 

La vigilancia constante del macizo ha permitido al área de sensores remotos e imágenes satelitales detectar que el día 4 de julio del 2017, la altura máxima de la emisión de ceniza alcanzó los 5500 m. de altura sobre el cráter mientras el 23 de julio del 2017, el Sabancaya presento emisiones continuas y la ceniza suspendida en el aire recorrió aproximadamente 165 km. pasando por la ciudad de Arequipa hasta llegar a Moquegua. 

La actividad del volcán Sabancaya aún persiste y esta probablemente continúe por varios meses o algunos años más. En tal sentido, los especialistas del  INGEMMET trabajan permanentemente a fin de reducir el riesgo de desastre de origen volcánico en la región sur de nuestro país. Además es importante destacar la existencia de importantes alianzas con instituciones científicas internacionales, gobiernos regionales y locales.