RECURSOS MINERALES DEL PERÚ


El estudio de los recursos minerales ha sido una tarea desarrollada por INGEMMET y sus instituciones antecesoras desde el inicio del siglo pasado. El antiguo Cuerpo de Ingenieros de Minas del Perú, por el que pasaron científicos como Eduardo de Habich, Fermín Málaga Santolaya, Nicanor Ochoa, Fernando Fuchs, Carlos Lissón, Jaime Fernández-Concha, Mariano Iberico y muchos otros, estudió los asientos minerales de Yauli, Hualgayoc, Huánuco, Lircay, Otuzco, Pataz, Condesuyos, Carabaya, etc. dejando valiosos resultados que fueron la base para el impulso de la minería de los primeros cincuenta años del siglo pasado. En esta época fue valiosa la cooperación del US Geological Survey, cuyos investigadores como George Ericksen, B. Bondelos y otros estudiaron los recursos minerales de la Cordillera Blanca, Hualgayoc, Huancavelica dejando igualmente documentos geocientíficos muy detallados de los recursos minerales del territorio.

En las décadas del 60 y 70, el Servicio Nacional de Geología y el Instituto de Geología y Minería, con la cooperación extranjera de Francia, Inglaterra, Japón y Alemania, llevaron a cabo tareas de prospección y exploración de yacimientos minerales; fué la época en la que el país logró numerosos yacimientos minerales que luego fueron operados por la empresa privada y transformados en minas en actual operación. Es de mencionar por ejemplo, los valiosos estudios geológicos del Batolito de la Costa, la Cordillera Occidental Central, la Cordillera Oriental, la prospección geoquímica realizada en el norte del Perú, la geoquímica realizada en la cordillera oriental, los numerosos estudios de prospección geoquímica realizados por el INGEOMIN en base a los resultados obtenidos en los trabajos con la cooperación extranjera, etc.

En las décadas del 70 y 80, el INGEMMET se convierte en el brazo explorador de la política minera estatal, actividad que es llevada a cabo con el apoyo de las cooperaciones japonesa, alemana y española, y se desplegaron valiosos esfuerzos en el estudio de yacimientos minerales como las Huaquillas, Cañariaco, La Granja, Pandachí, Cerro Colorado, el inventario nacional de minerales no metálicos realizado con la Misión Española, y muchos otros estudios que sirvieron de base para el gran auge de la exploración minera de la década del 90 e inicios del nuevo siglo.

En el año 2000, luego de concluir los trabajos de la Carta Geológica Nacional, INGEMMET inició el estudio de los recursos minerales por medio de franjas transversales a la cordillera de Los Andes desde el sur del Perú hasta el paralelo 10º de latitud sur, con resultados como se puede ver a continuación:

  • Franja N° 1: Comprende desde la frontera sur hasta el paralelo 16º de latitud sur, en forma paralela a los trabajos de la Carta Geológica; el trabajo comprendió tres actividades: a) Inventario y evaluación de recursos minerales, b) reconocimiento y muestreo geoquímico de las anomalías espectrales y c) Prospección geoquímica regional de sedimentos de quebrada.
    Se logró la verificación y comprobación de las características geológico-mineras de 192 ocurrencias minerales metálicas, 132 no metálicas y 73 anomalías espectrales que muestran zonas con alteraciones hidrotermales y diversas anomalías geoquímicas. Mediante interpretación geológica se delimitaron áreas de alto interés prospectivo para exploración en esta región.
  • Franja No 2: Comprende el área ubicada entre los paralelo 16ºa 14ºde latitud sur, 180,000 km2 de territorio; usando la misma metodología se verificó 600 yacimientos y ocurrencias minerales metálicos, 126 no metálicos y 220 anomalías espectrales. Se llevó a cabo también un muestreo geoquímico, tomando 3 232 muestras de sedimentos de quebrada, y se utilizó los resultados de 1 349 muestras obtenidas el año 1995 en los cuadrángulos de Limbani, Macusani, Nuñoa, Sandia, San Ignacio, La Rinconada y Putina.
  • Franja No 3: Comprende el área ubicada entre los pararelos 14º a 12º de latitud sur, en esta área se validó en campo.
  • Franja No 4: Comprende el área ubicada entre los paralelos 12º a 10º de latitud sur.

A partir del año 2005, se iniciaron los estudios de prospección geoquímica de sedimentos de quebrada en la vertiente pacifico y atlántica entre los paralelos 7°-8° y9°- 10°; así como la prospección geoquímica por cuencas (Chancay-Lambayeque y Jequetepeque).

En el año 2006 se iniciaron los estudios de Metalogenia, lográndose elaborar un nuevo mapa metalogenético que fue publicado en enero de 2007; y, represento los recursos minerales en 18 franjas metalogenéticas en base controles regionales tanto litológicos como estructurales.

Actualmente se está desarrollando el mapa metalogenético del Perú a escala 1:3000 000, en el cual se representa la distribución de los principales proyectos y operaciones mineras, así como su volumen que ha sido calculado en base a producciones históricas sumado a sus recursos y reservas al a diciembre del 2008. Así también se viene realizando la prospección geoquímica en la parte norte del territorio peruano.